Como elegir el mejor sacaleche

Muchas madres utilizan un extractor de leche para continuar la lactancia materna si regresan al trabajo o simplemente desean una mayor flexibilidad en el momento de la alimentación. Es una manera de darle a su bebé todos los beneficios de la leche materna, incluso cuando no puede estar presente. Creamos una guía rápida sobre la extracción de leche materna para explicar los beneficios de utilizar un extractor de leche, consejos para extraer leches si estás lejos de casa, mantener un suministro de leche y cómo guardar de forma segura la leche extraída.

Los beneficios de usar un extractor de leche

La mayoría de las mujeres comienza a extraer leche después de los 6 meses, pero puede haber circunstancias en las que necesita hacerlo antes. Para extraer la leche, se usa un extractor de leche. Un extractor es una herramienta útil que puede ayudarte a seguir alimentando a tu bebé en tu viaje de lactancia materna.

Algunas madres encuentran útil extraer leche al principio, especialmente si su bebé tiene problemas de agarre de pecho, ya que así contribuyen a iniciar el suministro de leche.

Una vez que se haya establecido la lactancia materna, otras mamás encuentran útil extraer leche para que su pareja pueda ayudarlas con la alimentación durante la noche o si regresan al trabajo.

Independientemente de tus necesidades, pensá en la extracción de leche como una forma de amamantar con más flexibilidad.

Por un comienzo sin problemas

Si estás extrayendo leche en casa para una alimentación durante la noche, o extraes en el trabajo, hay algunos puntos clave para tener en cuenta para contribuir a que las cosas vayan bien.

1. Planificá con anticipación

Si sabes que vas a estar lejos de tu bebé, comenzá a incorporar un extractor de leche en tu rutina diaria unas semanas antes. Comenzarás un suministro de leche para tu bebé y te acostumbrará a usar un extractor de leche.

2. Encontrá un lugar cómodo

Mientras más cómoda estés, más fácil será la bajada de leche. Antes de sentarte a extraer la leche, asegurate de encontrar un espacio privado y tranquilo, y no tengas miedo de agregar toques personales como iluminación y música. También es una buena idea buscar asientos con mucho apoyo para que puedas sentarte erguida. Es más fácil que fluya la leche de esta forma.

3. Extraé tantas veces como amamantarías al bebé

Para mantener el suministro, asegurate de extraer leche al menos tantas veces como amamantarías normalmente. Por lo tanto, si normalmente amamantarías tres veces durante el tiempo que estás lejos, asegurate de extraer leche al menos la misma cantidad de veces.

¿Cómo elegir el mejor extractor de leche?

Existen diferentes tipos de extractores de leche que podés elegir y beneficios diferentes para cada uno. Para encontrar el adecuado para vos, buscá una opción diseñada para ayudarte a sentirte cómoda, y considerá tu estilo de vida. ¿Preferís algo que esté diseñado para extraer sobre la marcha? ¿O simplemente necesitás algo que te permita extraer leche rápidamente?

Avent Sacaleche Eléctrico Sencillo

Mejor para madres que quieren un dispositivo todo terreno de uso diario.

El extractor de leche eléctrico simple Comfort es la opción más portátil de la gama eléctrica.

Disfrutará del mismo diseño y la misma tecnología que el extractor eléctrico doble, además de una batería que le permite extraer leche cuando no tiene una toma de corriente cerca.

Avent Sacaleche Manual Natural

Mejor para madres que quieren una opción portátil para usarla en cualquier parte o de forma ocasional.

Lo que pierden los extractores de leche manuales en tiempo, lo ganan en portabilidad. ¿Quiere un dispositivo liviano y que quepa en el bolso o desea extraer leche solo de forma ocasional? Un extractor de leche manual le ofrece flexibilidad y una sencilla opción de emergencia.

Almacenar la leche materna extraída

Cuando extraigas leche, asegurate de congelarla o refrigerarla. Luego, podrás descongelarla o calentarla cuando quieras alimentar a tu bebé. Aquí hay algunas pautas para mantener segura la leche.

  • Usá contenedores para guardar limpios o bolsas de leche para congelador y así almacenar y organizar la leche.
  • Etiquetá la leche con la fecha actual.
  • Refrigerá la leche entre 0 ºC y 4 ºC (32 ºF y 39 ºF) durante un máximo de 48 horas.
  • Congelá leche tan pronto como la extraigas por hasta 3 meses.
  • Colocala en la parte trasera, en lugar de la puerta, para mantener una temperatura constante.
  • Utilizá la leche descongelada transferida al refrigerador dentro de 24 horas.
  • No vuelvas a congelar la leche descongelada
  • Transportá la leche en un recipiente aislado con un paquete de hielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Comprá online sin moverte de tu casa!

Armá tu pedido

Elegís los productos que necesitás
para vos y tu bebé.

Recibís todo donde quieras

Confirmás la dirección a la que querés que te enviemos los productos.

Te despreocupás

Tu compra y datos están seguros
a través de Mercado Pago.

¡Ayudanos a mejorar!

Así como cuidamos a tu bebé, también cuidamos nuestro servicio.
Dejanos tu consulta o comentario y te responderemos a la brevedad.




¿Dudas? ¿Preguntas?

hola@emama.com.ar
(011) 6538-6662
José Ingenieros 2250, B1643 Béccar, Buenos Aires

Suscribite a nuestro Newsletter!