Envío Gratis CABA y GBA para pedidos mayores a $7000     •     Escribinos por whatsapp al (+54) 11 6538-6662    •    Todas las tarjetas: VISA, MASTER y AMEX

Hipoglós Cuidado Diario

¿Sabías que el poder regenerativo de Hipoglós Cuidado Diario actúa en la primera capa de la piel acelerando el proceso de cicatrización?
Su acción calmante alivia el enrojecimiento, la inflamación y el dolor. Por este motivo, la pomada puede ser utilizada por toda la familia, tanto para prevenir las paspaduras como para otras lesiones menores producto de actividades cotidianas como cocinar, hacer deporte, jugar o trabajar con herramientas.

Hipoglós Cuidado Diario, es una crema que contiene en su formulación óxido de zinc y vitamina A de venta libre que: 

  • Previene las irritaciones y enrojecimientos.
  • Contribuye a regenerar los tejidos.
  • Ayuda a prevenir las paspaduras
  • Genera una barrera protectora.
  • Deja la piel suave y elástica.
  • No tiene parabenos y es hipoalergénico.

Hipoglós crema previene las paspaduras de tu bebé

¿Te gustaría probar Hipoglos? Ingresa el codigo QuieroProbarHipoglos al finalizar tu pedido y te llegarán muestras gratis del producto.

Encontrá Hipoglos Cuidado Diario en sus dos presentaciones

¿Cómo se usa hipoglos pomada?

En cada cambio de pañal, luego de haber limpiado y secado la piel de tu bebé; esperá unos minutos antes de ponerle el pañal y vestirlo.

Aplicá una generosa capa de la pomada Hipoglós cuidado diario y esparcila suavemente sobre la piel, los bordes de los genitales, los pliegues, y la ingle, sin olvidar la zona de apoyo del elástico del pañal. Colocá el pañal sin ajustar demasiado, sólo lo suficiente para que no se desborde.

Repetí este procedimiento en cada cambio de pañal, todos los días. De esta manera, contribuís a que su piel esté protegida contra las paspaduras.

¿Qué son las paspaduras?

Las paspaduras son las afecciones dermatológicas más comunes en los bebés durante los primeros 3 años de vida, y se da con mayor frecuencia entre los 6 y los 9 meses.

Se manifiestan por la irritación de la piel causada por el uso del pañal, las deposiciones y la orina. Se identifican con un enrojecimiento de bordes bien delimitados, más o menos molesto o doloroso al contacto, según su intensidad. También pueden estar relacionadas con la evolución de la alimentación del bebé.